Derrotando a la Marea Gris – Los Elegidos de Bryar

O también conocidos como los Portadores del Picorsito Morado. He aquí los frutos de tres semanas pintando como loco, sin dejar de salir ni currar.

Tres semanas. Sí, sé que ya lo he dicho muchas veces, pero me cuesta creérmelo. No hay nada como ponerse una meta loca, para motivarte para pintar. En este caso no quería que sancionasen al equipo de Deep Games, así que no podía ser un lamentable y aparecer sin haber pintado. Quizá debí haber sido más conservador y haber llevado Tiránidos… pero es que ya estaba muy quemado.

Empecé con los Brood Brothers. Nueve equipos de morteros, y cincuenta y cuatro infanterías. Usé Catachanes porque hace tiempo hice una compra loca en Ebay y me hice con una cantidad importante de estos, así que tiré para adelante, y repartí unas cuantas cabezas de hibidos neófitos, y del kit de Culto Genestealer. Y como tenía equipos ya montados, le eché morro y usé lanzamisiles para hacer los morteros que no tenía.

Aquí no me comí el como para nada, metalicos con tinta negra, carne con tinta morada, y seco gris en la ropa, con algo más de gris en las camisetas. Algún detalle morado, pero muy pocos. Los pinté en la Semana Santa que estuve en Calpe, que como me llovió, pues al menos aproveché y me chuté la morralla defensiva.

A continuación pinté a los Aberrantes, junto al Abominable. A los Aberrantes les tuve que cortar algún pico para hacer martillos, por suerte tenía bits para ello. Una lástima que este kit deje bastante que desear.

Aquí no me comí el coco, hueso con tinta marrón, morado con tinta morada, metálicos con tinta negra, y seco negro en las partes quitinosas y de ropa. Algún detalle rojo en las lenguas, y a correr.

Con las motos tuve que tirar de bits, ya que no vienen cargas de demolición para todos, ni escopetas. Las improvisé con mochilas, y escopetas que me sobraban de los neófitos.

Poco que decir aquí, metales con tinta negra, morados con morada, y en la piel tinta morada también.

Seguí con los Hibridos Acólitos, aquí empezaba a ver la hora acercándose y tuve que apretar el paso. Ya tenía muchos pintados, son los que tienen la peana completamente cubierta de césped. Como son practicamente lo mismo aproveché para pintar al Kellermorfo y al Portador del Icono al mismo tiempo. La misma fórmula que antes, morado con tinta morada, hueso con tinta marrón, negro con tinta negra, grises en las ropas, seco gris sobre negro en la quitina, y detalles de rojo.

Para dividir las escuadras, una tenía toda la peana llena de cesped, otra media peana, y la otra apenas tenía césped. Tenéis ejemplos de las tres en la imagen.

Los híbidos neófitos fueron los últimos, los pinté en dos tardes-noches. En una hice las carnes y los metales, y en otra todo lo demás. El Locus y el Clamavus que veis ahí fueron simultaneos con estos. Una vez más, repetí fórmula, morado con tinta morada, piel con tinta morada, negro con tinta negra, grises en las ropas. Al no haber quitina ni hueso, más rápido.

Y eso fue todo. Una palicita muy interesante que me pegué, pero pintado queda prácticamente todo. Ahora lo suyo sería volver a darle una vuelta para corregir detalles y esas cosas, pero no sé si soy tan perfeccionista…