Derrotando a la marea gris: Termagantes y Guardias de Enjambre

Una de las razones por las que monté esta página fue para ir picándome un poco a mí mismo, subiendo lo que iba haciendo relacionado con el hobby, y así poco a poco, ir derrotando a la Marea Gris, ese enemigo de todo aquel al que le gusta más jugar que pintar, más comprar que montar, y ese tipo de cosas. Seguro que más de uno se ha visto retratado en esta descripción.

Entre la mudanza y mi nueva vida de vuelta a España la verdad es que esto ha estado esperando un huevo. Pero hoy al fin, por primera vez en mucho tiempo, he podido ponerme. Y lo he hecho con Termagantes.

Cualquier jugador Tiránido se habrá visto en el dilema de enfrentarse a tener que pintar a sus Gantes, y por supuesto yo no soy la excepción. Todos mis Hormagantes, y tengo cuarenta y ocho, los tengo montados y pintados. Pero con los Termagantes es otra película, como no los jugaba mucho ahí se quedaron.

En quinta edición el Tervigón triunfó bastante, y hubo que hacer acopio de Termagantes. Pero nunca les di mucho cariño, pinté unos veinte, y luego mi atención se fue a otras cosas. Ahora me hacen falta, y me tengo que poner al lio.

Son muchos y me va a costar. Así que he preferido empezar por debajo y hoy les he dado la textura de la peana. Creo que es mejor empezar a pintar las peanas, porque si te sales y pintas en la peana, te va a doler menos que salirte cuando pintes la peana y pintes la miniatura sin querer.

Ya que esto iba a tardar en secarse, tardé poco  y tenía rato para pintar, no quería dejarlo tan pronto, saqué unos Guardias de Enjambre que estaban a medias, y los rematé.

Las fotos son una mierda, lo sé. Tengo la lámpara buena en dique seco porque necesito un adaptador de UK-UE. Ya lo resubiré cuando lo tenga.

Así que nada, al fin he empezado a darle caña a la Marea Gris. Es muy grande, va a ser difícil, pero poco a poco irán saliendo cosas para no ser un desgraciado en las mesas…